domingo, 30 de octubre de 2016

Como un barquito de vela

"Le doy gracias a la vida porque tengo lo que quiero, alguien que por mi suspira aunque sea desde el cielo. Cicatrizan las heridas que aparecen en mis sueños y a veces se pone triste, sabe que le echo de menos."


Días duros, días grises a montones, mucho curro.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Una vuelta en barco.

Entre sábanas sonaban nuestras risas, llenas de pasión y fuerza mientras la noche se hacía eterna. El calor nos hacia sudar, necesitar mas aire. Nos otorgaba inquietud y a la vez seguridad. El suave roce de mis dedos en tu pecho dejaba que tu cuerpo hablara solo, y las palabras estaban de más cuando todo se entiende con miradas. Dos segundos se posaron tus labios sobre mi hombro, dejando un leve sonido en el aire, como una campanada anunciando el inicio de algo nuevo. Mis ojos se cierran automáticamente embarcándonos en una marea alta, llena de movimiento y agitación, de gruñidos del mar, de fricción en las maderas. Una tormenta, que lejos de querer que acabe, el deseo mutuo de que continúe se palpa en el aire. Y esta no para, sólo se vuelve mas salvaje. No se cuanto duran las tormentas en alta mar, pero de esta perdimos la noción del tiempo... Y al llegar a tierra, sanos y salvos, con una nueva aventura que contar, observábamos la hora, con la duda de saber cuando volverá a zarpar el barco, de abandonar a un lado los  problemas, de olvidarte hasta de como se piensa y simplemente dejarte llevar por las olas, por la piel erizada, por el sonido de su voz.

martes, 10 de junio de 2014

.

Supongo que siempre llega un momento en el que todo se derrumba, incluso todas esas cosas que piensas, en tu bendita ignorancia, que nunca se derrumbarán. Que no deberían derrumbarse pase lo que pase.
Un instante en el que parece que todas las piezas caen a la vez sin que puedas hacer nada, y te pones los cascos con la música a tope a las 4.46 de la mañana, un martes, y te das cuenta de que ya no tienes nada por lo que llorar. Nada que merezca la pena, porque siempre termina fallando todo por la razón que sea.
Todo. Y es triste admitirlo, pero más triste es que sea la pura y sencilla... Realidad.

jueves, 10 de abril de 2014

lunes, 31 de marzo de 2014

Colores de primavera

No todos los cambios son malos.
No todo tiene que empeorar siempre.
Los baches pasan, y la carretera se vuelve lisa. Y se puede ver el horizonte... Y es algo precioso. Un atardecer sin miedo, sin prisas, lleno de colores.
Colores de primavera. El gris pasa lentamente a un amarillo tenue, mezclado con los refulgentes rojos y naranjas, terminando en un cálido morado.
Y allí, con la mirada en las nubes, una sonrisa sincera completa el paisaje.
No tengo ni idea de que hay en el aire últimamente, pero nos altera a todos. Y me gusta.

lunes, 10 de febrero de 2014



Que le den por culo a Cupido, a sus estúpidas flechas y al amor en general.

Ya no creo en el amor.

martes, 4 de febrero de 2014

Tremendas ganas de llorar.



5 febrero.

Ya hace 21 años que respiré por primera vez.

Mis cumpleaños no siempre han estado rodeados de la gente a la que quiero. Hubo vivencias que marcaron este día como un recuerdo malo. Y desde entonces, esté como esté, mi cumpleaños siempre es fuente de lágrimas. A veces no son por cosas malas, a veces, es solo por emociones acumuladas. Pero siempre hay lágrimas.

Este año han venido sorprendentemente pronto.

Me encuentro emocionalmente inestable... Por eso no escribo demasiado. En mi vida hay pilares que se forman demasiado deprisa, y se van con la misma facilidad. Y esto deja rincones de escombros en mi alma, que aunque intente tapiar y poner un cartel de prohibido el paso, y a pesar de los intentos de mirar hacia otro lado, la realidad es que ahí siguen. Como una ciudad que fue grande. Gloriosa. Y el tiempo simplemente la deshizo, o quizá fueron las guerras infundadas por hombres egoístas.

Porque puede que esto, al fin y al cabo, sea culpa de un hombre egoísta.

Egoísmos aparte, le echo de menos. Si. Un pilar que sorprendentemente cayó bastante antes de lo esperado. Dulce inocencia, amarga sabiduría. Y aún así, preferimos saberlo todo antes de vivir en mentiras... Cuando allí somos felices.

Nuevos horizontes a la vista. Una nueva página, mas bien un nuevo capítulo. Un libro escrito en páginas negras, salpicadas por la mala suerte de las vidas que me sucedieron. Un libro que, poco a poco, con mucho esfuerzo, se vuelve mas gris cada día. Y mantengo la esperanza de alcanzar una estabilidad en el futuro. De cumplir esas cosas que apuntamos en una lista. Cosas grandes. Cosas como escribir un libro, por ejemplo. Y cuesta, y hay días en los que duele el simple hecho de levantarse de la cama. Pero... ¿Que mas queda que seguir hacia delante?

Seguir sin mirar atrás. Seguir. Seguir. Seguir a pesar de los problemas. A pesar de las distancias, de las peleas, de los abandonos, seguir a pesar de los suspensos. De los días lluviosos con unas zapatillas rajadas en la suela. Seguir sin un duro en la cartera. Seguir con los cascos, con la música a tope. Seguir, parar si hace falta romper a llorar porque te saturas. Pero nunca, nunca, nunca, ir marcha atrás. Seguir como si solo existiera el ahora. Y recordar que cada momento es único y bello como solo puede ser cada momento. Porque que algo sea bueno o malo no influye en eso. Y demostrarme, a mi mísma, que es cierto: Que soy fuerte. Que puedo. Que soy grande. Que merezco lo mejor.

domingo, 26 de enero de 2014

Dividida.

Una super defensora del amor y del dejarse llevar por los sentimientos, en crisis. Por primera vez me atacan las dudas sobre si de verdad eso es lo mejor.





Con el corazón dividido en sangre y neuronas, una chica escribe en un papel cosas buenas y malas de los dos chicos que rondan en su cabeza, diferentes, mas bien contrarios, una elección dificil.

Cuando la mente le habla al corazón para decirle que deje de sufrir y lo deje actuar, el órgano no sabe si de verdad debe quitarse del medio... Al fin y al cabo, es su función. Bombea sangre y se arrebata cuando quiere... Cuando siente. Las neuronas actúan de manera racional, sistemática, obviando si esa sonrisa le produce o no mariposas en el estómago o dolores en el pecho de tanto llorar.

Y allí estaba ella, sacando a relucir las mejores virtudes y los peores defectos de cada uno, comparando y repasando. La respuesta estaba clara: La opción del cerebro era infinitamente mejor a la del corazón, pero por alguna extraña razón, aún tenía la espinita que le impedía decidirse.

¿Izquierda o derecha?





Y tan rápido como vino, se fue, dejando su aroma, la suave brisa con el sonido de su risa, la última mirada.

Dejando mi mundo patas arriba, sin un rumbo que seguir, sin propuestas. Y dudas. Y mi corazón doliendo cuando le recuerda.

Sé feliz, pequeño trotamundos. Y en caso de que no sepas seguir, recuerda que estoy aquí. Como siempre.
Al final solo nos quedan los recuerdos.

jueves, 16 de enero de 2014

Conoces...?



¿Conoces esa sensación de vacío, en la que parece que te arrancan las entrañas? Te dan ganas de vomitar, con el ánimo en los pies y las piernas llevándote a la cama, a descansar tu mente inquieta.

Y es cierto que quien busca en lo que no debe encuentra lo que no quiere... Pero cuando quieres a alguien buscas por donde puedes.

Como siempre el amor duele, y aceptar el pasado de una persona no siempre es fácil. Pero si te has lanzado a la piscina, es demasiado tarde para echar un vistazo al nivel de agua.

martes, 10 de diciembre de 2013

17.

Un número.
Sinceramente, no se si me persigue para bien, o para mal, pero lo cierto es que ese numero siempre anda rondando a mi alrededor, trayéndome cosas buenas, malas, recuerdos, nuevas experiencias.

Fue curiosa la forma de conocerle... y como las cosas fueron tomando su curso, como un torrente aroyando todo lo que tiene por delante, sin miramientos. Puede que fuera su forma de expresarse. Una forma clara y concisa de decir las cosas, una voz sin dudas. Imponiendo confianza desde la primera palabra hasta la última. Tal vez fuera su historia, que compaginaba bastante con la mía en algunos aspectos, o tal vez mis desesperadas ganas de amar por encima de todo lo que me decidiera. Pero sin duda esos besos sabor tabaco fueron como una luz al final del tunel.
Por supuesto no podía volver a caer en los mismos errores, porque como ya he dicho, son experiencias. Pero si que en parte me salvó de, al menos, la tentación de cometerlos, porque una nunca deja de ser adicta, solo aprende a mantener a raya sus instintos.
Pues sus ojos, azules, sabios a pesar de su edad, unidos a los míos, su tacto... ¿Tal vez fuera un revuelto de todo  mezclado con el sabor amargo de unos tragos? Tal vez. Pero ese látigo debió de gustarle bastante para que se decidiera a ir a por mi.

A pesar de lo genial y divertido que ha resultado todo desde el principio, siento que en el tengo un apoyo que no he tenido nunca. Pues que alguien te haga sentir protegida es la mejor sensación del mundo. Como bien dice el, no quiero un para siempre. Quiero un día a día que sea eterno.

No me preguntes cuanto creo que va a durar esto, porque yo no veo mas allá del día a día que se me presenta. No me preguntes sobre el futuro, porque todo lo que quiero hacer es vivir el momento. Y si, espero con ansia ese 17 que me recuerde que después de que solucionara las cosas con su mejor amigo, me pidiera que completase la noche con un sí. Y si, claro que quiero... Quiero sentirme bien todos los días... Junto a Él.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Cambios.

Me siento bien. Realmente bien.
Las brumas se van disipando a ritmo de cigarros, miradas, juergas y besos.
Ya no pienso en el, ahora pienso en otra persona. Pienso en mí. Pienso en mi futuro, en mis estudios, en el siguiente fin de semana y en los trabajos.


Nunca dejes que un amor te destruya... Si un amor es auto-destructivo, aléjate de el cuanto antes. No permitas que ninguna persona intente hundirte, devaluar tu personalidad, o transformarte en una persona que NO eres.

El dolor pasa, antes o después, pero pasa. Te lo dice una experta :)

jueves, 7 de noviembre de 2013

Noviembre siempre es un mes extraño

Para empezar lo siento si esto está mal escrito... Te pido disculpas, querido lector.
Acabo de legar de fiesta y me siento completamente obligada a escribir algo.

Me encuentro en una situación bipolar, completamente. Después de mi corta-intensa vida, nose ni, que es lo que espero de mi, que es lo que esperan los demás, que es lo que él espera de mi. Me siento realmente rara. Tal vez sea que a las 6 de la mañana tenga algo de hambre o la medio borrachera que aún no pasa.
Le quiero. Me quiero. Quiero al prójimo. Amo mi carrera, amo mi familia, amo a mis amigos, tanto los de día como los de la noche. Tengo una capacidad de amar exagerada. Amo a gente que he conocido en internet, y amo a algún que otro@ cantante. Quiero repartir amor allá donde sea, amor sano, que no sexo desenfrenado.

No se, muchas veces me cuesta expresar lo que siento a la gente que me importa. Mi sobrinita tendrá una imagen fiestera de mí. Pero si estoy en la universidad es por que en parte, quireo ser un ejemplo. Un ejemplo de superación que algún niño de mi barrio puede seguir para que dentro de unos años tambien puedan estar como yo, aunque se pregunten que hacer con su vida.

"¿Estas en la universidad?"


Es una pregunta normal y sencilla... Pero me ha costado sudor y lágrimas (y también risas y amigos y ayuda) llegar hasta este punto. Y en este punto me pregunto: ¿Que estoy haciendo? ¿que pensarán esos niños que me paran a veces apreguntarme si sigo estudiando? ¿Que piensan mis padres?
Si, lo se, sigo estudiando... ¿Pero es necesario salir cada jueves, viernes y sábado? ¿realmente?
Le echo de menos, Le quiero, quiero besarle, pero el ya no me quiere ver... no me quiere escuchar aunque nunca le diga ago realmente útil.

6:22.

¿que vida es esta?
Ojalá pudiera abrazarle ahora y decirle lo que siento, lo que lo necesito. Ojalá pudier ahora darles una charla a esos niños. Ojalá pudiera ser algo mejor.
No se puede tener todo. Coste de oportunidad.

6:24.

8.11.13.

Le amo. El me quiere me ya no puede estar conmigo. Ellos me aprecian porque ven una salida.
Es mucha presión y la saco saliendo de fiesta pero eso no es una buena imgen. Fumo, bebo, y no me drogo de casualidad. 
Quiero a esos chavales y espero que sigan mi ejemplo, la cara que les doy. Estudiad. Sed alguien en la vida. Alguien culto, con ideas propias. Alguien de provecho. Alguien. No marginados de la sociedad.

Y a pesar de todo me enamoro la primera. Pierdo todo en una noche, puto alcohol, puto alcohol, puto humo... Pero a la vez amo ese mareo, esos segundos ida, de suspiro sin realmente pensar en nada.

Os amo a todos. Espero que este mundo sea mejor cada día. Espero que todos podamos ser felices... Espero que me de un abrazo... Y espero que todo nos vaya bien a todos y tengamos una sonrisa en la cara.
Noviembre. Que bonito mes. Con las hojas marrones rojizas, como el color de mi pelo, como la brisa fría y el sol aún aridiendo... Noviembre... Final de verano, principio de invierno.



martes, 5 de noviembre de 2013

Curioso... ¿No?

Es curioso como cambia la cosa si te dicen la misma cosa un desconocido y una persona importante.
Te he estado echando de menos mas de lo que pensaba... Un "¿Que tal?" de tus labios me sabe a gloria y el "Hola" de cualquier otro es un simple saludo. ¿Como un "Adiós" me duele tanto en el pecho cuando el "Adiós" de otros se siente incluso agradable?
Cuando estoy despierta te pienso, y si estoy dormida te cuelas en mis sueños sin permiso... Es imposible olvidar cuando estás en todas partes y siento tus caricias tan nítidas sobre mi piel. Si hasta el aire me recuerda a ti, y los días lluviosos y los días cálidos, y las tardes y las noches.
¿Como te quedaste tan adentro en tan poco tiempo? Es realmente estúpido que no tengas ni idea de todo esto cuando yo lo siento tan claro y tan dentro.
¿Que hay de ti? ¿Sigue brillando tu sonrisa con tanta intensidad? A pesar de todo, espero que no la pierdas.

lunes, 28 de octubre de 2013

Y el carmín de mis labios se consumía en el filtro de mi cigarro, al igual que el tiempo mientras apoyada en la pared de ese puticlub esperaba una señal, con la mirada fija en la ventana desde la que un día fui feliz.

lunes, 7 de octubre de 2013

Lo importante es aprender, cueste lo que cueste.

Se dió cuenta, tal vez demasiado tarde, de que tenía una oscura obsesión, inconsciente, por la cual siempre acababa en relaciones con finales dramáticos y capítulos catastróficos. Pero se dió cuenta.

lunes, 15 de julio de 2013

Otra vez.

Una intenta cambiar. De verdad. Pero así es imposible...
¿Cuanto mas me van a restregar mis errores? ¿Cuanto? ¿Es que acaso nadie es capaz de mirar mas allá de las fachadas? ¿De las famas? ¿De los rumores? ¿Nadie es capaz de basarse en otras cosas? ¿En preguntar siquiera?
¿Tan mal he actuado para no merecer ni siquiera un día de descanso? ¿Unas horas sin que me obliguen a recordar errores?
Ni que solo yo los tuviera... Todos cometemos fallos. TODOS.

Pero da igual. Yo puedo con todo. Estoy bien. Puedo con todo. Como siempre.
¿Verdad?
Una sonrisa, media vuelta y a llorar bajo las sábanas.

lunes, 17 de junio de 2013

No lo llamo error, lo llamo experiencia.

Lo sé, lo sé... Se perfectamente todo lo que puedes o no pensar sobre mí. No es necesario ser una persona demasiado inteligente para darse cuenta de lo que ocurre alrededor cuando te das la vuelta. Y es que, nada nuevo, las personas tienen muchas caras y te ponen siempre la que les interesa. Se que actualmente estoy muy lejos de lo que quiero, y que cada día doy un paso hacia atrás, en cada acción incoherente. No culpo a nadie, ya que es un problema mío y de nadie más. No me voy a conformar diciendo que me da igual, o cualquier banalidad de ese estilo. Se cuando debo parar, y cuando debo callar. Pero debo admitir, que me cuesta dar marcha atrás en un camino tan pedregoso. Cuando haces ciertas cosas, es muy difícil dar la vuelta a la situación, a la opinión en general, al presente y futuro. Tiendes a recurrir al pasado como único medio para seguir adelante, por muy paradójico que esto suene. Pero no, no me obligues a llamarlo error, porque la vida se basa en experiencias. Y yo estoy aquí para vivirla, no para pararme cada medio segundo a analizar el que podrá pensar el que tengo al lado sobre cada paso que de. Te diré un secreto... Todo el mundo te va a criticar, hagas lo que hagas... Asi que vive la vida de la forma que a ti te haga feliz, y olvida las críticas... Porque hagas una cosa u otra, serás criticado. Es lo que tiene que todo el mundo crea que tiene derecho a opinar sobre todo sin tener en realidad, ni idea de lo que pasa en el fondo.